ORACIONES ABRIL 2015/16


MIÉRCOLES 30 DE MARZO



JESÚS HA RESUCITADO

EVANGELIO: Mt 28, 5-7a

“El ángel habló a las mujeres: «Vosotras no temáis, ya sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí: ¡ha resucitado!, como había dicho. Venid a ver el sitio donde yacía e id aprisa a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis”»

LECTURA

Hemos terminado la Semana Santa con la gran fiesta de los cristianos: la Pascua de Resurrección. Los domingos de cada semana del año celebran precisamente eso.
El dolor y la muerte no son la última palabra. Por muy difícil que aparezca ante nosotros la realidad de nuestro mundo, de nuestras vidas –con sus problemas y dificultades, con sus sufrimientos y agobios— Dios nos ha ofrecido una puerta para la esperanza.

Las mujeres y los apóstoles quedan desconcertados al no encontrar el cuerpo del Señor. Ellos más tarde entendieron todo. El cuerpo de Jesús, muerto en la cruz, ya no estaba allí. Pero no porque hubiera sido robado, sino porque había resucitado. Creyeron lo que Jesús había dicho antes de su Pasión y se convirtieron en sus seguidores.

REFLEXIÓN

A ellos les costó entender, pero cuando lo hicieron sus vidas se transformaron. Posiblemente tú también tengas dudas o haya cosas que no entiendas. No desistas nunca… busca a Dios y Él (antes o después) se te hará presente. Como los apóstoles, también a tú podrás descubrir al Señor resucitado. Déjale entrar en tu persona.



ORACIÓN FINAL:

Gracias, Padre,
porque has resucitado a tu hijo Jesús.
Gracias, Jesús,
porque los que creemos en ti
también un día resucitaremos contigo.
Gracias por ofrecernos una vida
que no termina nunca y que nos lleva a ti.
Gracias, Señor.

JUEVES 31 DE MARZO


LUZ EN LA OSCURIDAD

EVANGELIO: Mt 5, 14-16

“Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.”

LECTURA

En los “buenos días” de hoy vamos a hablar de uno de los símbolos más representativos del tiempo de Pascua: EL CIRIO PASCUAL.
El cirio pascual es una gran vela, normalmente adornada con pinturas, que se enciende en la Vigilia Pascual y simboliza a Cristo Resucitado, Luz que vence a la oscuridad.
En medio de la oscuridad (toda la celebración se hace de noche y empieza con las luces apagadas), de una hoguera previamente preparada, se enciende el Cirio. Suele tener una inscripción en forma de cruz, acompañada de la fecha del año y de las letras Alfa y Omega, la primera y la última del alfabeto griego, para indicar que Él está entre nosotros ahora y por toda la eternidad, así mismo, nos recuerdan que Él es el principio y fin de todas las cosas.
En la procesión de entrada del Vigilia Pascual se canta por tres veces la aclamación al Cirio: “Luz de Cristo. Demos gracias a Dios”. Mientras, progresivamente, se van encendiendo los cirios de los presentes y las luces de la iglesia.
El Cirio estará encendido en todas las celebraciones de la Pascua, al lado del ambón de la Palabra. A lo largo del año, se encenderá también en los Bautizos y en los funerales. Un cristiano participa de la luz de Cristo a lo largo de todo su camino terreno, de ahí el encenderlo al principio y al final de la vida.

REFLEXIÓN

El mensaje, la vida, la resurrección de Cristo ilumina nuestra vida… Para luego nosotros poder iluminar la vida de quienes están a nuestro lado.
¿Hasta qué punto aprovecho esa luz? ¿Qué puedo hacer para que la luz de Dios brille más en mí?


ORACIÓN FINAL

SEÑOR, 
que resuciten mis manos para que sean delicadas y sepan dar.
SEÑOR, 
que resuciten mis ojos
para que sepan ver al necesitado.
SEÑOR, 
que resuciten mis oídos
para que sepan oír tu voz
y no queden sordos a las voces que llaman y piden comprensión.

Que mi vida tenga el sabor y el perfume
de JESUS RESUCITADO.

VIERNES 1 DE ABRIL


AGUA EN LA SEQUÍA

EVANGELIO: Jn 4, 14

“[Jesús dijo:] «El que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna».”

LECTURA

Otro de los elementos característicos del tiempo Pascua es el AGUA.
El agua es al mismo tiempo símbolo de vida y de muerte. De vida, porqué sin ella no existiría nada; de muerte, porque puede provocar la aniquilación (inundaciones, maremotos, tsunamis, etc).
Los cristianos la utilizamos en el sacramento del Bautismo precisamente por ese doble significado. Ser cristianos implica morir a un tipo de persona dominada por el mal y el egoísmo. Por el contrario, implica renacer a una vida donde el amor, donde Dios… son el centro de la persona y la llevan a la felicidad.
Cada Pascua es una invitación a recordar (refrescar) nuestro Bautismo. El agua que nos da Jesús con su Palabra sacia nuestra sed, pero con frecuencia no nos damos cuenta.

REFLEXIÓN

Pensemos en el simbolismo del agua… Pensemos en el Bautismo que recibimos… Demos gracias a Dios por todo ello…
¿De qué manera puedo beber más y mejor el “agua” que Cristo me ofrece?


ORACIÓN FINAL

Señor, pongo mi vida en tus manos.
Te pido sabiduría, para distinguir los caminos
que he de recorrer y los que no.
Valentía y fortaleza,
para avanzar por la vida.
Confianza,
para perseverar en los momentos difíciles.
Ayúdame, Señor.

LUNES 4 DE ABRIL


COLOR EN LA MONOTONÍA

EVANGELIO: Hch 2, 44.45-47a

“Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y los repartían entre todos, según la necesidad de cada uno. (…) Alababan a Dios y eran bien vistos de todo el pueblo.”



LECTURA

En Pascua las iglesias se llenan de flores. Si durante la Cuaresma se evita este adorno, durante la Pascua el color, el olor y la alegría de las flores inundan los templos.
Sin embargo, lo que realmente produce alegría y hace que la monotonía se transforme en color es la vida coherente y entusiasta de los cristianos. En el texto que hemos leído de los Hechos de los apóstoles se narra cómo era esa vida y la gran fuerza de atracción que generaba. Veían a los cristianos felices, alegres, unidos… Y eso producía que los no cristianos quisieran unirse a su grupo.
El mensaje de Jesús da realmente color a la vida. A veces no es sencillo vivir de ese modo, pero nadie ha dicho que lo sea. Al menos hay que intentarlo.

REFLEXIÓN

Dar color con nuestra vida en casa, en el colegio, en el grupo de amigos… ese es el reto que hoy nos planteamos…
Ya hay bastante monotonía y oscuridad en la sociedad como para nosotros no hacer nada al respecto. Dios desea que llenemos de vida el mundo. En Pascua se nos invita a llenar de los colores de Jesús todos los rincones de nuestra vida… ¿Qué podría hacer para ello?



ORACIÓN FINAL

Señor resucitado,
te pido que me ayudes
a distinguir lo que me ayuda a dar color a mi vida
de lo que la complica y oscurece.
Dame fuerzas para renunciar
a lo que me hace menos persona
y conectarme a todo lo que hace
que mi vida sea mejor.
Gracias por ofrecerme los colores del amor, el perdón y la generosidad.

MARTES 5 DE ABRIL


MÚSICA EN LA TRISTEZA

EVANGELIO: Col 3, 16

“La Palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaros unos a otros con toda sabiduría; exhortaros mutuamente. Cantad a Dios, dando gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados.”


LECTURA

La música es una de las expresiones más fabulosas del ser humano ya que logra transmitir de manera inmediata diferentes sensaciones. Permite a la persona expresar miedos, alegrías, sentimientos profundos… Al canalizar todo ello hace que la persona alivie sus penas o haga crecer su alegría dependiendo del caso.

En la relación con Dios también la música es importante. Cantar o escuchar cantos religiosos permite la unión con el Señor.
Estudios científicos muestran como la música estimula casi todo nuestro cerebro e influye en el desarrollo de la inteligencia, teniendo efectos positivos para la salud.
La música nos ayuda a decir las cosas que no podemos transmitir con palabras, también en lo referente a la fe. Si sentimos alegría, necesitamos música, si sentimos tristeza también.
En el tiempo de Pascua, los cristianos cantamos cantos de alegría, que expresan que Jesús resucitó y que también ese es nuestro destino. Canciones que nos hablan del amor de Dios y de todo lo que hace por nosotros.

REFLEXIÓN

En mi relación con Dios, en mi oración… ¿qué lugar ocupa la música? Más allá de que se me dé mejor o peor cantar, ¿tengo canciones que me ayuden a rezar? ¿Escucho música que me invite a conectar mi alma con Dios?
Posiblemente sea este un campo poco explorado pero que me dará no pocas sorpresas si me adentro en él…


OS DEJO UNOS VÍDEOS DE FRAGMENTOS DE MÚSICA MUY DIFERENTE, PERO QUE NOS PUEDEN DECIR MUCHO.....NOS PUEDEN AYUDAR EN NUESTRA RELACIÓN CON DIOS.

NO HACE FALTA QUE LOS PONGAS SI NO ES NECESARIO, ES UNA MUESTRA.

El rock católico de La voz del desierto:





Los mejores finales de la música clásica 



¡CRISTO, EL SEÑOR, RESUCITÓ! ¡SU AMOR FUE MÁS FUERTE... 2016



ORACIÓN FINAL

Te entrego, Señor,
mis manos, hazlas acogedoras;
mis ojos, hazlos transparentes;
mis mentiras, hazlas verdad;
mi familia, hazla tuya;
mis pecados, transfórmalos en perdón.
Te entrego, Señor, mi vida,
hazla música que alegre el corazón de todos
y me acerque más a Ti.


MIERCOLES 6 DE ABRIL

TOMÁS

EVANGELIO: Juan 20, 24-29

“Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor». Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo». A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros». Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente». Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!». Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto».”

LECTURA

La adolescencia es una época de cambios, de dudas, de poner muchas cosas de la propia vida “patas arriba”. Es normal que eso ocurra, no hay que asustarse. Eso significa que uno va creciendo, madurando…

Lo anterior no solo afecta al propio cuerpo, a las relaciones con los padres o con los compañeros… También pueden entrar dudas y cambios en la relación con Dios.

Todos tenemos un poco de Tomás dentro de nosotros. Dudamos de que Dios sea Dios. A veces porque no se han hecho las cosas tal y como nosotros hemos pedido en la oración, a veces porque preferimos estar ocupados en lo nuestro y no nos interesa que el mensaje de Jesús nos “complique” la vida… La verdad es que no es extraño que entren dudas.
Lo negativo no es dudar, sino quedarse en esa duda o “despachar” el tema sin pensar… tomando el camino fácil del pasotismo.

Ante las crisis de fe el mejor camino es reflexionar, rezar, preguntar a alguien que pueda darnos datos que nosotros no tengamos. Cuando una crisis se supera, la persona sale fortalecida.

Jesús se puso ante Tomás y le hizo ver que no estaba acertado en sus pensamientos. Pero Jesús también dijo: “dichosos los que crean sin ver”.

REFLEXIÓN: 

Piensa en lo que tengas de Tomás… ¿Tienes dudas? ¿Las has tenido?… ¿Qué haces para salir de ellas?


ORACIÓN FINAL
Señor Resucitado,
muéstrate a mí como te has mostrado
a tanta gente a lo largo de la historia.
Ábreme los ojos, permíteme verte
y cambia mi vida.
Ojalá nunca duda de Ti,
pero si lo hago ayúdame a recuperar la fe.

JUEVES 7 DE ABRIL

MARÍA MAGDALENA


EVANGELIO: Jn 20, 11.14-16.18

“Estaba María fuera, junto al sepulcro, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro.
Dicho esto, se vuelve y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dice: «Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?». Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta: «Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré». Jesús le dice: «¡María!». Ella se vuelve y le dice: «¡Rabboni!», que significa: «¡Maestro!».
María la Magdalena fue y anunció a los discípulos: «He visto al Señor y ha dicho esto».”

LECTURA

La información sobre María Magdalena en los evangelios es escasa. De ella se dice que: 
* Alojó y proveyó materialmente a Jesús y sus discípulos durante su predicación en Galilea.
* Estuvo presente durante la crucifixión de Jesús.
* En compañía de otras mujeres, fue la primera testigo de la resurrección. Después comunicó la noticia a Pedro y a los demás apóstoles. 
También se cree que era la mujer adúltera a la que Jesús salva de la lapidación, aunque no se sabe a ciencia cierta.
En cualquier caso, María Magdalena era una discípula de Jesús antes y después de la muerte y resurrección de Éste. 
Muy probablemente su vida cambió al encontrarse con Él.

REFLEXIÓN
Imagina que no conocieras a Jesús, ¿cambiara en algo tu vida?
Si tu respuesta es que no, te invitamos a conocerle; si dices que sí, agradece a Dios el don de la fe y pídele fuerza y coherencia para ser un buen discípulo/a como María Magdalena.
Ella tuvo la tarea de anunciar a otros que lo había visto. En el fondo esa es la misión todo creyente, comunicar a los demás que Jesús está vivo y lo ha visto con los ojos de su corazón.

ORACIÓN FINAL
María Magdalena,
te pido me ayudes a reconocer a Cristo en mi vida
evitando las ocasiones de pecado.
Ayúdame a lograr una verdadera conversión de corazón
para que pueda demostrar con obras mi amor a Dios

y decir a todos que tengo fe.

VIERNES 8 DE ABRIL

DISCÍPULOS DE EMAÚS

EVANGELIO: Lc 24, 13-16.28-31
“Aquel mismo día, dos de ellos iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos sesenta estadios; iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo.
Llegaron cerca de la aldea adonde iban y él simuló que iba a seguir caminando; pero ellos lo apremiaron, diciendo: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída». Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero él desapareció de su vista.”

LECTURA

Los discípulos de Emaús iban caminando con Jesús resucitado pero no se dieron cuenta de que era Él. Solo se les abren los ojos cuando “parte el pan”. Esa expresión significa: “cuando celebraron la Eucaristía”.

Es este sacramento, la Eucaristía, un medio privilegiado para poder encontrarse realmente, cara a cara, con Jesús resucitado. Así lo descubrieron los primeros cristianos y así lo experimentamos también nosotros, cristianos del siglo XXI.
Cada vez que nos reunimos para escuchar la Palabra de Dios y tomar el Cuerpo de Cristo, estamos disfrutando de la presencia de Jesús resucitado… como los discípulos de Emaús.


REFLEXIÓN
Vamos a pensar hoy en el papel que cada uno damos en nuestra vida a la Eucaristía. ¿Suelo participar en ella? ¿Por qué? ¿Qué dificultades tengo?


ORACIÓN FINAL
Gracias, Señor, por buscarme,
por no dejarme solo en el camino.
Me conoces,
sabes que soy presa fácil del desánimo
y que me cuesta verte en la Eucaristía.
Ilumina mi mente y mi corazón
para que sepa descubrirte

y experimente esa cercanía que me llena de paz.


LUNES 11 DE ABRIL

ACTITUDES PARA CUIDAR LA VIDA Y LA NATURALEZA

MOTIVACIÓN:


Dedicamos esta semana al cuidado de la vida y la naturaleza. En el contexto del tiempo pascual hablamos de la VIDA en mayúsculas. 
La VIDA que da VIDA, que cuida y mantiene lo vivo. 
Trabajemos, pues, actitudes para cuidar nuestra vida y la que nos rodea.

EVANGELIO: Lucas 13, 6-9


«Les dijo esta parábola: «Un hombre tenía plantada una higuera en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: "Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro; córtala; ¿para qué va a cansar la tierra?" Pero él le respondió: "Señor, déjala por este año todavía y mientras tanto cavaré a su alrededor y echaré abono, por si da fruto en adelante; y si no da, la cortas."»

TEXTO

¿Qué significa el "dar frutos"? La parábola de la higuera nos sugiere el significado más común que solemos dar al fruto: el árbol, la planta, producen frutos para nosotros. Esperamos comer los higos de la higuera y hacer harina con el trigo. Sin embargo, desde el punto de vista del árbol o de la planta de trigo, el fruto es parte del proceso reproductivo.

La capacidad de comunicar la vida, de reproducirse es un signo de madurez. 

El fruto no es solamente algo destinado al consumo de otro; es la expresión de la capacidad de trasmitir la vida, de llamar a la vida a otros seres similares.

Me pregunto si los frutos que nos pide Jesús no tienen que ver con eso. Creo que sí, que los frutos son, precisamente, el signo de la madurez cristiana, de una vida fecunda, de una vida que engendra, que comunica vida, que hace nacer vida en la comunidad, en los nuevos miembros que se agregan, en el mundo, en medio de los pobres...


REFLEXIÓN :

Hay más VIDA, con mayúsculas, en nuestro cole, cuando la gente participa. Cuando somos capaces de darnos, de dar lo nuestro, demostramos haber llegado a una madurez donde no importa lo que me hayan hecho. 
Estoy lleno de buenas actitudes y las doy a otros para que ellos a su vez “vivan” y generen vida en una cadena contagiosa.

¿Qué frutos puedes dar (actitudes)? ¿Cuáles compartes en el colegio? ¿Te animas en este tiempo pascual a generar vida?

ORACIÓN
Padre, por todas partes de la naturaleza, y yo incluido en ella, se respira la fuerza de la vida, una fuerza que es presencia tuya. Lleno de admiración, te digo Padre: mi alegría, mis ganas de vivir, mis ganas de compartir te las ofrezco para que sigas engendrando VIDA.

MARTES 12 DE ABRIL

ACTITUDES PARA CUIDAR LA VIDA Y LA NATURALEZA

MOTIVACIÓN

Si ayer dedicábamos los buenos días a ver aquellas actitudes que tenemos y generan vida a nuestro alrededor, hoy nos queremos detener en lo que hacen otros y que me generan VIDA.

EVANGELIO: Marcos 4, 13-20

«Y les dice: ¿No entendéis esta parábola? ¿Cómo, entonces, comprenderéis todas las parábolas? El sembrador siembra la Palabra. Los que están a lo largo del camino donde se siembra la Palabra son aquellos que, en cuanto la oyen, viene Satanás y se lleva la Palabra sembrada en ellos. De igual modo, los sembrados en terreno pedregoso son los que, al oír la Palabra, al punto la reciben con alegría, pero no tienen raíz en sí mismos, sino que son inconstantes; y en cuanto se presenta una tribulación o persecución por causa de la Palabra, sucumben enseguida. 
Y otros son los sembrados entre los abrojos; son los que han oído la Palabra, pero las preocupaciones del mundo, la seducción de las riquezas y las demás concupiscencias les invaden y ahogan la Palabra, y queda sin fruto. 
Y los sembrados en tierra buena son aquellos que oyen la Palabra, la acogen y dan fruto, unos treinta, otros sesenta, otros ciento».

TEXTO:

Como Jesús mismo explica a sus discípulos, este sembrador representa al Padre, que esparce abundantemente la semilla de su Palabra. 
La semilla, sin embargo, se encuentra a menudo con la aridez de nuestro corazón, e incluso cuando es acogida, corre el riesgo de permanecer estéril. 
Con el don de fortaleza, en cambio, el Espíritu Santo libera el terreno de nuestro corazón, lo libera de la tibieza, de las incertidumbres y de todos los temores que pueden frenarlo, de modo que la Palabra del Señor se ponga en práctica, de manera auténtica y gozosa. Es una gran ayuda este don de fortaleza, nos da fuerza y nos libera también de muchos impedimentos. 

(Homilía de S.S. Francisco, 14 de mayo de 2014).

REFLEXIÓN:

Hay más VIDA, con mayúsculas, en nuestro colegio, cuando los compañeros explican a otros compañeros. 
Cuando somos capaces de darnos cuenta de las necesidades de otros, como Jesús al principio del texto:” Y les dice: ¿No entendéis esta parábola? ¿Cómo, entonces, comprenderéis todas las parábolas?”
¿Me doy cuenta de las dificultades de otros? ¿Si puedo ayudar a mis compañeros, lo hago? ¿Tengo actitud de compartir lo que se con otros?

ORACIÓN
Padre, te pedimos que en el corazón de cada uno de nosotros haya un verdadero deseo de no vivir encerrados en nosotros mismos; sino que sepamos tener un espíritu abierto, muy atento y muy dispuesto, para contribuir a una vida mejor para todos.
María, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.

MIÉRCOLES 13 DE ABRIL

ACTITUDES PARA CUIDAR LA VIDA Y LA NATURALEZA
MOTIVACIÓN

Mi vida también la cuidan los profesores que saben escuchar, hacen que me entienda mejor a mí mismo y con ellos gano confianza.
BIBLIA: SALMOS 34.15, 17

«Dios siempre cuida a los suyos y escucha sus oraciones. Dios escucha a los suyos y los libra de su angustia».

TEXTO

De la misma manera que los padres no pierden de vista a sus hijos pequeños o no les quitan el ojo de encima y están atentos en todo momento a sus necesidades y peticiones, así es Dios con los justos.



REFLEXIÓN

Hay más VIDA, con mayúsculas, en nuestro cole, cuando hay profesores que me escuchan. Profesores por quienes me siento comprendido, que ESCUCHAN lo que quiero expresar, a pesar de no acertar a hacerlo bien. 
Son los profesores que me escuchan con el corazón, profesores que me ven como lo que soy, no como un alumno más. Profesores en los que dejarme confiar y guiar. A quienes pedir consejo, con los que me libero de mis angustias…

¿Cuántos profesores me he encontrado en mi vida así? ¿En qué me han ayudado, apoyado, escuchado? ¿Se lo he agradecido en algún momento?

http://bit.ly/BBDD13abrESO16

solo si ves que vas bien de tiempo, pon el vídeo, un claro ejemplo de ESCUCHA ACTIVA.(1,45 min)



ORACIÓN
Jesús, Hoy quiero escuchar tu voz, pero falta silencio a mi alrededor. Enséñame a estar callado y a escuchar atento tu voz. Que tu palabra ilumine mi vida, que tu palabra me comprometa y me haga vivir en tu presencia. Tú vienes hoy a visitarme y me invitas a abrir la puerta de mi corazón. Desde lo profundo de mi ser te espero y te grito: ¡Ven Señor Jesús !
María, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.


JUEVES 14 DE ABRIL

ACTITUDES PARA CUIDAR LA VIDA Y LA NATURALEZA


MOTIVACIÓN:


El personal del colegio también me cuida. El colegio es el medio donde paso gran parte del día; allí se desarrollan mis actitudes para cuidar la vida y los que me rodean contribuyen a ello.



EVANGELIO: Juan 13, 1-15


«Después que les lavó los pies, tomó sus vestidos, volvió a la mesa, y les dijo: «¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis "el Maestro" y "el Señor", y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros».



TEXTO


La Iglesia, siguiendo el ejemplo de Cristo, está al servicio de la humanidad. Por tanto todos aquellos que formamos la Iglesia estamos llamados a servir a los que nos rodean.
El egoísmo del hombre se vence con la entrega generosa a los demás. En el servicio reside la verdadera realización personal y la felicidad.

REFLEXIÓN

Hay más VIDA, con mayúsculas, en nuestro cole, cuando hay personas que cuidan de nosotros. Personas que están en todos los detalles del día a día, desde el saludo en la puerta de entrada hasta que terminamos nuestra estancia en el Centro; nos facilitan nuestra titulación.
Todos los que estamos en el colegio queremos formar familia y por ello estamos al servicio de quien lo necesite. Hay muchas más personas en tu Centro además de los profesores, y ellas cuidan de tu estancia en el colegio, te facilitan las gestiones, te informan… En el fondo están A TU SERVICIO.
Piensa en las personas del Centro que te han ayudado en alguna ocasión. ¿Te sientes acogido por las personas que trabajan en el colegio?


ORACIÓN 
Nos has mostrado con tu ejemplo, Señor, que es posible vivir para los demás. Tu vida es un espejo fiel donde mirarnos, para descubrir cuánto nos falta cambiar y cuánto todavía podemos dar a los demás. Enséñanos a vivir pensando primero en el otro; enséñanos a vivir como verdaderos servidores, dispuestos, generosos, alegres y fraternos, con todos, Señor, con todos.

VIERNES 15 DE ABRIL

ACTITUDES PARA CUIDAR LA VIDA Y LA NATURALEZA
MOTIVACIÓN:


En este tiempo de pascua queremos disfrutar ya de la VIDA plena. La VIDA es plena cuando todo nuestro entorno está en esta armonía. Las familias que se implican en la vida del colegio generan nueva VIDA.

EVANGELIO: Mateo: 4, 18-22

Ver imagen original«Una vez que Jesús caminaba por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado después Pedro, y Andrés, los cuales estaban echando las redes al mar, porque eran pescadores. Jesús les dijo: "Síganme y los haré pescadores de hombres". Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron».

TEXTO

¿Qué significa ser pescador de hombres? La virtud de un pescador es la paciencia, la otra es saber elegir el lugar correcto para tirar las redes o el anzuelo, y posteriormente elegir los peces que son más propicios como alimentos.
Debemos tener en cuenta que a los “peces” no se les puede obligar; la carnada que se use debe ser la adecuada para que el pez sienta interés en aproximarse y quedar atrapado. Lo mismo pasa con el Evangelio, debe ser predicado con la verdad, porque la verdad es lo que atrae a los hombres de buena voluntad.

REFLEXIÓN

Hay más VIDA, con mayúsculas, en nuestro cole, cuando las familias se implican. Como en la imagen anterior, todos queremos ir en el mismo barco. Si no trabajamos unidos, nuestra vida no generará más VIDA.
¿Ayudo a que mi familia se implique en la vida del colegio? ¿Comparto con mi familia mis experiencias en el Centro?


ORACIÓN 
Jesús, María y José, en vosotros contemplamos el esplendor del verdadero amor, a vosotros, confiados, nos dirigimos.


LUNES 18 DE ABRIL

RECONCILIACIÓN. 
HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE

“Para pedir perdón a Dios es necesario seguir la enseñanza del “Padrenuestro”: arrepentirse con sinceridad de los propios pecados, sabiendo que Dios perdona siempre, y perdonar a los demás con la misma amplitud del corazón” [Papa Francisco]



Ver imagen original
La oración es un don de Dios; no es una conquista personal. Él siempre tiene la iniciativa; la mejor prueba de ello es que ante el pecado del hombre, Dios Padre envía a Jesús como Salvador de la humanidad.

Santa Teresa de Jesús decía que: «La oración no es otra cosa sino tratar de amistad estando muchas veces a solas con quien sabemos que nos ama». Por lo tanto, si toda relación de amistad es una relación entre dos personas, la oración es un diálogo, NO un monólogo. 

Diría la beata Madre Teresa de Calcuta: «Nosotros hablamos y Él nos escucha, nosotros callamos y lo escuchamos».

Te invito a que te abandones con humildad y silencio en el silencio de Dios y descubras lo que quiere decirte. La amistad como una expresión del amor requiere madurar, no podemos quedarnos con los “gustos”, pues amar consiste en una entrega al otro, sacrificándonos por el bien del amado.

Ver imagen original
Es un diálogo de fe, hecho en la presencia de Dios, donde no te debes sentir juzgado ni controlado, sino recibido cordialmente por una persona, el sacerdote, que quiere expresarte con sus actitudes y sus palabras, el amor y la misericordia de Dios.

Santa Teresa decía también que: «En la oración no debemos buscar los consuelos de Dios, sino al Dios de los consuelos» porque «amar no está en el mayor gusto sino en la mayor determinación». Habla a Dios, encontrarás consuelo.


¡Concluimos estos Buenos Días como los empezamos, dirigiéndonos al señor con la oración que Él nos enseñó, y quizá tengan más sentido esas palabras dirigidas a Él ahora.


Padre nuestro…



MARTES 19 DE ABRIL

RECONCILIACIÓN DE LOS SPRINGBOKS

Mateo 6:12-15

 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

REFLEXIÓN


No es sólo que Nelson Mandela no hubiera guardado rencor por los 27 años pasados en las cárceles del ‘apartheid’.

Ver imagen originalTampoco su insistencia para que la "reconciliación" fuese la espina dorsal de una comisión de la verdad creada para curar las heridas de Sudáfrica después de décadas de odio racial.

No es sólo su presencia en la final de la Copa del Mundo de rugby en 1995, con una camiseta de Springboks, en un valiente llamamiento al país para que respaldase a un equipo sudafricano compuesto sobre todo por blancos.


No, es más. No era un político común. Nos incitaba a todos a ser mejores personas o, para ser más exacto, a reconocer las virtudes de la reconciliación en una época en la que los sudafricanos, blancos o negros, seguían sufriendo los estigmas del ‘apartheid’.


La tensión era extrema. Mandela tomó la palabra ante una muchedumbre encolerizada tras una enésima matanza de negros atribuida a la Tercera Fuerza, grupos parapoliciales que alentaban enfrentamientos para torpedear el proceso de desmantelamiento del ‘apartheid’.

De repente dejó de hablar. Señaló con el dedo a una mujer blanca que estaba de pie entre los participantes y dijo con una sonrisa: "Esa mujer que está allí me salvó la vida".


La invitó a subir al escenario y la besó con cariño. Contó que en 1988, cuando estaba encarcelado en la prisión de Pollsmoor, cerca de Ciudad del Cabo, fue hospitalizado por una tuberculosis y esa mujer, que era enfermera, lo curó.

Mandela conseguía cambiar el humor de las masas. Los gritos de venganza se extinguían en murmullos, sofocados por un clamor de aprobación.


¿Tienes algún grito que lo puedas sofocar?

Oración


Señor, hoy es un día nuevo, hoy es el inicio de una etapa nueva, un día más, que me acerca y me lleva hacia las responsabilidades que me esperan en la vida. Señor, no sé lo que me espera. Sé que es una aventura el día a día, y la quiero poner ante tu presencia, como se pone una ofrenda, como se deposita una promesa.

MIÉRCOLES 20 DE ABRIL

DOS PIES IZQUIERDOS

Proverbios, 16:28: “El que es perverso provoca contiendas; el chismoso aparta a los mejores amigos”.

Vídeo: http://bit.ly/BBDD20abrESO16 (Imprescindible proyectar el vídeo antes)

¡Cuánta falta nos hace la inocencia de los niños! ¡Cuánta falta nos hace ver el mundo desde esa mirada! Lo esencial siempre es visible a los ojos de los que quieren tener el suficiente amor para verlo.
La Roma y la Lazio, “romanisti” contra “laziali”, dos mundos que ocupan el mismo territorio y que conviven con dificultad porque se repelen. Un chico y una chica, pertenecientes también a dos mundos distintos, el masculino y el femenino, pero que se atraen mutuamente y generan simpatía.
La salud de Mirko, que inicia la adolescencia, y la discapacidad de la adolescente Luana, que contempla el juego de chavales de la misma edad. Entre estos mundos y diferencias, atracciones y repulsiones, discurre un momento de la vida de Mirko y Luana, y es espejo con frecuencia de la nuestra.
Quizá el mayor encanto de Mirko es su ingenuidad y sencillez. Ya se lo dice su madre, que él es dulce, y la frase llega directa al corazón de la niña. Luego vienen los equívocos, divertidos y dolorosos a la vez. La chica era, efectivamente, de la Lazio, pero no tanto como para que no se le iluminara la cara con una sonrisa, al ver que había malinterpretado a Mirko.
“¡Cuánta falta nos hace la inocencia de los niños! ¡Cuánta falta nos hace ver el mundo desde esa mirada!”
Reflexión
Lo esencial siempre es visible a los ojos de los que quieren tener el suficiente amor para verlo. ¿Cómo lo ves?

Oración


Mis ojos, mis humildes ojos,
que los hiciste para ver,
no sólo para llorar.
Haz que sepa adivinar
entre las sombras la luz,
que nunca me ciegue el mal
ni olvide que existes tú.
Que cuando llegue el dolor,
no me enturbie el amor,
ni se me nuble la paz.
Sostén ahora mi fe,
pues, cuando llegue a tu hogar,
con mis ojos te veré


y mi llanto cesará.

JUEVES 21 DE ABRIL
SENSACIÓN DE VIVIR
"Si alguno dice: Amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. Y hemos recibido de Él este mandamiento: quien ama a Dios, ame también a su hermano." (1 Jn 4,20-21).
Vídeo: http://bit.ly/BBDD21AbrESO16

¿A quién no le ha tocado ese hermano o hermana fastidiosa que nos hace la vida imposible? o ¡tal vez nosotros hemos sido de ésos! Sin embargo, más allá de las dificultades que siempre existen en toda relación humana, es bueno pensar en todos esos momentos en los que tus hermanos han sido, o tú has sido para ellos, ese apoyo en momentos de desánimo, esa alegría contagiosa en momentos de tristeza, ese abrazo en momentos de triunfo, ese gesto de protección ante el peligro, esa palabra de madurez, ese recuerdo en la oración de cada noche y esa experiencia constante de que somos familia. Esta realidad cobra más valor en un mundo como el actual en el que las familias numerosas son minoría y hasta a veces “mal vistas”.


Puedo dar fe de que tener muchos hermanos es un auténtico tesoro que nos abre a la comunión con los demás y nos educa a salir de la burbuja del egoísmo, y eso sin mencionar que cada hermano, con todo su ser y con todos los dones que Dios le ha dado, es una bendición.


El Papa Francisco dice: «La unión de fraternidad que se forma en la familia entre los hijos, se lleva a cabo en un clima de educación a la apertura a los otros, es la gran escuela de libertad y de paz. En la familia entre hermanos se aprende la convivencia humana, cómo se debe convivir en sociedad». Por ello podemos afirmar que la familia será siempre la mejor escuela de la sociedad, y por supuesto, los hermanos son y serán siempre excelentes medios para vivir la fraternidad, la paciencia, el amor, la alegría y tantas otras virtudes necesarias para la vida.


Reflexión


Sugiérele a tu hermano o hermana ver este vídeo los dos juntos. Tratad de reflexionar y valorar los distintos momentos en los que cada uno ha sido una bendición para el otro y cómo han podido ayudarse. Será ocasión para valorarse más y para dar gracias a Dios por el don del otro.


Oración


Querido Señor, hoy te doy gracias por mis hermanos,

son parte de mi corazón y mis pensamientos. Los amo.
Te pido que les bendigas mucho,

que quites todo obstáculo del camino

que les quiera impedir tener paz y gozo cada día.

Ayúdanos Señor a siempre estar unidos,

que podamos hablar sobre nuestras diferencias
en las bases del amor y la comprensión,
que no haya lugar para pensamientos negativos
ni mala actitud de nuestra parte.

Señor, así como tú y tu hijo son uno

que mis hermanos y yo podamos ser uno
en armonía, en bendiciones y uno cuando
enfrentamos la vida también,
que con optimismo luchemos y venzamos.
Te lo pido con todo mi corazón. Amén.

María, Auxilio de los cristianos… Ruega por nosotros
VIERNES 22 DE ABRIL

A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO
Cita bíblica. D. V de Pascua. Jn 13, 31-35
“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros”
Reflexión
¿Qué es ser cristiano? La respuesta nos la da el mismo Jesús en esta lectura. Al cristiano se le conoce por lo que hace, por cómo vive. Los cristianos debemos dar testimonio de nuestra fe. ¿Cómo? Tal como el Señor nos manda, con este mandamiento nuevo: amándonos unos a otros como Él nos ha amado. Fijémonos que no solo nos dice que debemos amarnos, sino que nos da la medida ¿Y cuál es esta? Pues Jesús nos amó hasta dar su vida por nosotros. Si solamente fuéramos capaces de vivir así siempre, otro sería el mundo. Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=IKjrgR4qkiA (UP. Historia de amor verdadero)
Oración
Padre Santo, ayúdanos a entender que es la simplicidad de las cosas, de nuestras actividades diarias, en las que debemos dar testimonio de la fe que profesamos.
Haznos dóciles a Tú Espíritu para obrar rectamente y gozar siempre de tu consuelo.
Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.









OS DEJO UN ENLACE PARA PODER VER EL SANTORAL DE LA SEMANA:


LUNES 25 DE ABRIL SANTOS DE HOY


El valor de las palabras


Parece mentira, todo lo que pueden llegar a hacer. Cómo acunan o cómo golpean. Cómo hieren o cómo acarician y sanan. Sinceras o falsas, pensadas o espontáneas… son uno de nuestros mayores tesoros. 
Las decimos, las escribimos, las leemos y compartimos. Aprendemos con las palabras prestadas de otros, y quizás también nosotros llegamos a decir algo que merezca la pena… para alguien. 
Hablamos, y en el hablar y en la escucha, a veces, nos encontramos… 
Jesús es Palabra de Dios. Palabra auténtica, de amor y pasión por nosotros. 

¿Y yo? ¿Qué palabra soy?

Mejor callar

Ver imagen originalHay palabras que es mejor no decir.
Porque no hacen falta.
Porque juzgan sin intentar comprender.
Porque son falsas.
Palabras de maledicencia o de crítica injusta, de chismorreo y de condena.
Palabras innecesarias, o cháchara para llenar silencios que asustan.
Palabras de burla que ignoran el dolor del débil.
Palabras que apuñalan por la espalda.

Es mejor callar aquello en lo que sabemos que no estamos siendo honestos, o aquello que no diríamos en persona.
Aquello que levanta muros y genera desconfianzas y fracturas.
Es mejor callar lo que envenena los sueños y marchita las vidas.
¿Qué palabras están de más en tu hablar?
 ¿Qué sería mejor callar?

 

Padre Nuestro…

MARTES 26 DE ABRIL     SANTOS DE HOY

El amor verdadero no se pesa


«Dad y os darán: recibiréis una medida generosa, apretada, remecida y rebosante» (Lc 7, 38)

            Decía Calderón de la Barca: 
«Que cuando amor no es locura no es amor».

            Y es que dar paso a la lógica divina del amor es una locura para cualquiera. Cuando leemos el evangelio con el corazón nos damos cuenta de que el amor de Dios no es cicatero
No se puede calcular. Ni se mide ni se pesa. La medida de la generosidad de Dios es tan desconcertante, abundante y tan difícil de imaginar como las estrellas del universo; tan difícil de medir como los granos de arena de una playa; tan sin fin como las gotas de un inmenso océano.

Ver imagen original
            Así, en el evangelio, el padre misericordioso no calculó el amor con el hijo pródigo. Lo derrochó. Y el que contrató a los jornaleros de la última hora y les dio el mismo salario que al resto, no reservó su extrema generosidad.
            Cuando somos capaces de liberarnos de las cadenas de una deuda y abandonamos nuestros precisos cálculos, permitimos que en nuestra vida entre un Amor que solo puede crecer. Siempre es más y no sabe de números. Tiende a infinito y brota a borbotones.

¿Te sueles ver midiendo y pesando tu amor, tu generosidad, tu bondad con los demás?

Gloria al Padre………

MIÉRCOLES 27 DE ABRIL SANTOS DEL DÍA

El baile de emociones


«Así vosotros ahora estáis tristes; pero os volveré a visitar y os llenaréis de alegría, y nadie os la quitará» (Jn 16,22)

            ¿Quién no pasa por momentos de cielo y otros de desierto?
            ¿Quién no vive, en ocasiones, el entusiasmo, y otras veces la frialdad más absoluta?
            ¿Nunca has sentido ese baile de emociones?
Ver imagen original            No es por estar equivocados, o por estar haciendo algo mal. A veces es casi al     contrario. Todo esto tiene que ver con tomarse en serio la vida, el amor y el     evangelio.
            Si no te importase nada, pasarías la vida en una tranquila indiferencia. Pero te    importa.
            Y por eso, sufres y ríes, encuentras la alegría, pero también se te escapa. 
            Dios también provoca emociones, y su evangelio desata tormentas   dentro. 
            ¿Te ha pasado alguna vez?

            ¿Cuáles son tus emociones más frecuentes?

                        Gloria al Padre

JUEVES 28 DE ABRIL    SANTOS DEL DIA



DIOS TE QUIERE A TI    

 Si observas, a las personas a las que llamamos “buenas personas” son personas: 

  • Que necesitan pocas cosas y las cosas no son su centro; 
  • Que no van por la vida quejándose de todo; aman su vida;
  • Que aceptan lo que son y tienen y no se comparan con otros/as;
  • Que no viven para sí, sino que están abiertas a los otros; tanto es así que llegamos a decir que “no piensan en sí”, sino en los demás;

















































  • Que no pasan la vida chismorreando de los otro

Convertirse no es ser como tal persona. 

Convertirse es ser tú: tú, con tu originalidad, con tu personalidad, con todo eso que puedes ser, si de verdad te decides a serlo. 



Los modelos que tenemos delante no son para compararnos, son para animarnos a ser como ellos/as se animaron a ser. Buenos días y recuerda que lo que Dios quiere de ti es que seas tú mismo. 



Te quiere en toda la originalidad que eres. Sin añadidos, sin imitaciones. Apaga los ruidos de tu corazón Y escucha los gritos de Dios: Quejas de los hombres que piden un poco de amor. 

¡Entra en sintonía! Dios emite sin interrupción. 

PADRE NUESTRO…

VIERNES 29 DE ABRIL

AMAR LO QUE SOMOS Los animales del bosque se dieron cuenta un día de que ninguno de ellos era el animal perfecto: los pájaros volaban muy bien, pero no nadaban ni escarbaban; la liebre era una estupenda corredora, pero no podía volar ni sabía nadar... Y así todos los demás. ¿No habría una manera de establecer una academia para mejorar la raza animal? Dicho y hecho. En la primera clase de carrera, el conejo fue una maravilla, y todos le dieron sobresaliente; pero en la clase de vuelo subieron al conejo a la rama de un árbol y le dijeron: “¡Vuela, conejo!”. El animal saltó y se estrelló contra el suelo, con tan mala suerte que se rompió dos patas y fracasó también en el examen final de carrera. El pájaro fue fantástico volando, pero le pidieron que excavara como el topo. Al hacerlo se lastimó las alas y el pico y, en adelante, tampoco pudo volar; con lo que ni aprobó la prueba de excavación ni llegó al aprobadillo en la de vuelo. Convenzámonos: un pez debe ser pez, un estupendo pez, un magnífico pez, pero no tiene por qué ser pájaro. Un hombre inteligente debe sacarle punta a su inteligencia y no empeñarse en triunfar en deportes, en mecánica y en arte a la vez. Una muchacha fea difícilmente llegará a ser bonita, pero puede ser simpática, buena y una mujer maravillosa... porque sólo cuando aprendamos a amar en serio lo que somos, seremos capaces de convertir lo que somos en una maravilla. Anthony de Mello ORACIÓN:    Te doy gracias, Señor. Señor te doy gracias por lo que soy, por lo que tengo. Aunque no me suela dar cuenta de tantas y tantas cosas. Hoy señor te ofrezco mi trabajo y mi esfuerzo. Porque hoy si sé lo que soy y lo que tengo. Gracias, Señor. Amen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

JUNIO